Volvemos a lo grande, como nos gusta en Neovisual. Y no es ni más ni menos que estrenando una sección: Ejercicios Terapia Visual, en la que os explicaremos algunos de los ejercicios que realizamos durante nuestras sesiones de terapia visual.

Comenzamos por aclamación popular con la Pelota de Marsden, una peculiar pelota del tamaño de una bola de tenis que adorna nuestra sala de ejercicios y despierta la curiosidad de todos nuestros pacientes: ¿Qué es esa pelota que está colgada en un hilo?, y, ¿por qué tiene letras pequeñas?

Tranquilos, que hoy os lo vamos a explicar. Para ir entendiendo qué hace esta bolita, y en qué nos puede ayudar a la hora de realizar el entrenamiento visual, os vamos a contar que el objetivo principal de la pelota de Marsden es mejorar la motilidad ocular. Pero no sólo eso. Si la utilizamos con unas gafas con filtros rojo y verde puede ser de gran ayuda para el tratamiento de ambliopía u ojo vago. ¿Y qué consigue? pues nada más y nada menos que ampliar los movimientos oculares, mejorar las fijaciones, mejorar la habilidad en los seguimientos y trabajar la visión periférica. Casi nada.

Fácil, sencillo y para toda la familia.

Y ¿cómo funciona? Bueno a priori puede ser un mecanismo sencillo, pero lo cierto es que tiene sus trucos y funciona muy bien. El paciente se coloca en una postura equilibrada, de pie o sentado, con la pelota a la altura de los ojos. El optometrista le indicará que siga la pelota con los ojos y que intente evitar cualquier movimiento con la cabeza, prestando atención a todo lo que hay en la habitación. Además, también podemos trabajar con las letras que hay en la pelota, solicitando al paciente que siga cualquiera de ellas en concreto.

Con la pelota de Marsden podemos realizar ejercicios de seguimientos de gran amplitud para que trabajen todas las posiciones de mirada. Trabajaremos principalmente los movimientos lentos y suaves, que además son más fáciles de controlar para el paciente que los ejercicios explosivos de terapia visual.

Perfecto para niños y mayores.

La pelota de Marsden es un ejercicio de terapia visual que pueden realizar tanto los más pequeños como los adultos. Esta pelota puede ayudar a todos aquellos que tengan algún tipo de problema sacádico, es decir, pacientes que en su día a día tengan que realizar movimientos excesivos de cabeza, y aquellos niños que suelen tener problemas de seguimiento (como en la lectura). Estos dos últimos factores influyen, y mucho, en el rendimiento escolar.

También es un ejercicio perfecto para aquellas personas que a la hora de leer, necesiten guiarse con el dedo, se saltan las palabras asiduamente, se pierdan en la lectura, noten falta de precisión, falta de ritmo, saltos entre líneas, o anticipaciones y errores de fijación. Y como curiosidad, la pelota de Marsden es un ejercicio de terapia visual perfecto para todos aquellos que son malos en los deportes de pelota, es decir, a los que les cueste identificar dónde va caer la pelota o el balón mientras están disfrutando de su juego favorito.

En definitiva, aunque parezca que estamos ante una simple pelota coloreada colgada de un hilo, la pelota de Marsden es una forma de entrenamiento visual perfecta, una joya de la corona que por supuesto podemos trabajar contigo en Neovisual, si en algún momento te has sentido identificado con los problemas que te hemos contado.

No lo dudes, si conoces a alguien que tenga estos síntomas, acércate a Neovisual y hablamos, que para eso estamos. O si simplemente quieres ver como funciona la pelota de Marsden en directo, pásate y te lo explicamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>